Martes, 27 Junio 2017
UNIDAD DE MODELOS ANIMALES DE PATOLOGÍAS CUTÁNEAS  

 

 

  En mamíferos, la epidermis –el compartimento epitelial de la piel que se forma durante la embriogénesis– actúa como una barrera entre el individuo y el ambiente, siendo necesaria para la supervivencia en el adulto. La regulación hormonal en la piel es crucial, como evidencian numerosas anomalías endocrinas con manifestaciones cutáneas, incluyendo alteraciones de la barrera epidérmica y apéndices cutáneos. La acción hormonal está mediada por la superfamilia de receptores nucleares (NR), factores de transcripción activados por ligando que integran múltiples procesos celulares. De hecho, NRs son las principales dianas terapéuticas de los tratamientos para enfermedades cutáneas, muy prevalentes en humanos y con un elevado coste socio-económico asociado. Numerosas patologías cutáneas exhiben inflamación crónica, y el cáncer de piel no-melanoma constituye el cáncer epitelial más frecuente.

  El receptor de glucocorticoides (GR) pertenece a la superfamila NR y regula la expresión génica mediante mecanismos –dependientes e –independientes de su unión a DNA. GR se expresa de forma ubicua y media las acciones biológicas y terapéuticas de los glucocorticoides (GCs) endógenos y sintéticos. El uso extendido de derivados de los GCs en la práctica clínica se basa en su enorme eficacia como agentes anti-inflamatorios, debido principalmente al antagonismo entre GR y las vías de señalización pro-inflamatorias NF-kappaB y MAPK/AP-1. Sin embargo, a pesar de su efectividad, las altas dosis de GCs y/o los tratamientos prolongados en pacientes causan efectos secundarios no deseados (incluyendo diabetes, osteoporosis y retraso en la cicatrización), así como resistencia a GCs. Por tanto, es importante descifrar los mecanismos moleculares que subyacen las acciones beneficiosas de GR y optimizar el diseño de terapias adicionales basadas en el uso de GCs en el tratamiento de enfermedades cutáneas.

  Nuestro grupo de investigación ha contribuído a una mayor comprensión del papel de GR en la fisiopatología de la piel mediante la generación y caracterización de ratones modificados genéticamente con ganancia y pérdida de función de este gen. Nuestros resultados demuestran que GR es necesario para el desarrollo epidérmico normal así como la homeostasis cutánea en el adulto, habiendo identificado genes regulados por GR que participan tanto en la maduración epidérmica como en la respuesta inmune; muchos de estos genes se expresan de forma anómala en enfermedades cutáneas inflamatorias como la dermatitis atópica y la psoriasis, lo que establece un nexo entre GR, los defectos de barrera y la inflamación cutánea.

  Dado que el receptor de mineralocorticoides (MR) puede unir GCs con alta afinidad, así como modular la transcripción de forma indicidual o combinada con GR, hemos ampliado nuestra investigación al análisis funcional de MR en la biología de la piel, utilizando aproximaciones multidisciplinares in vivo e in vitro.

 

 

 Investigador Principal:

 Paloma Pérez

 
 
Currículum Vitae

Publicaciones

 Teléfono: 963391766

Email: pperezibv.csic.es

 
     
 
  • Pérez Sánchez, Paloma
  • Bigas Coromina, Judit
  • Sevilla , Lisa